Carraca europea, Coracias garrulus

Carraca europea, Coracias garrulus
Bernard DUPONT/CC BY-SA 2.0

La Carraca europea, con denominación científica Coracias garrulus es una hermosa ave integrada en la familia y orden Coraciiformes, fue descrita por el naturalista Linnaeus en el año 1798.

Actualmente es una especie con amplia distribución, no obstante, se ha informado que las poblaciones están descendiendo en los últimos años, pero no de forma alarmante.

Características

Se trata de un ave que en tamaño puede superar los 30 m de longitud y en envergadura más del medio metro.

Su coloración base es azulada (de distintas tonalidades), el dorso marrón y las puntas de las alas oscuras (plumas remeras). La cola también azulada. El pico (conoce cómo son los picos de las aves) de la carraca europea es alargado y de color negro, las patas amarillentas. El dimorfismo sexual no está presente en estos ejemplares.

Hábitat de la carraca europea

Vive en zona de bosque abierto, coníferas, en definitiva, lugares sin vegetación demasiado densa (sabana, matorral, prados, lugares de cultivo, etc.). Prefiere las aéreas templadas con suficientes recursos para sobrevivir y reproducirse.

Distribución

Dónde vive la carraca europea, Coracias garrulus
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Coracias garrulus se distribuye y cría por toda Europa, aprovechan el continente africano para migrar y resguardarse de las bajas temperaturas, tras la llegada de la época invernal.

Qué come Coracias garrulus

Se trata de una ave insectívora, su dieta se compone de coleópteros, anisópteros, ortópteros, grillos, etc. Se ha descrito que también consumen anfibios y pequeños reptiles.

Reproducción

Se reproducen a partir de la primavera, eligen el nido en oquedades de árboles, rocas, edificios o montículos de tierra. Ambos progenitores contribuyen en la cría, además son territoriales y protegen su territorio frente a sus adversarios.

La puesta comprende entre cuatro a cinco huevos. El promedio de incubación es de 18 días (o algunos días más), al cabo de un mes ya comienzan a valerse por sí solos, aunque precisan de algunas semanas más para poder independizarse.

Taxonomía

Taxonomía de la carraca europea, Coracias garrulus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.